Pendientes para bebés y mamás

Pendientes para bebés y mamás

¿Cuándo le hago los agujeros? ¿Qué pendientes le pongo? ¿Cuándo podré cambiarlos? Es una de las preguntas más repetidas cuando hay una bebé nueva en la familia. En Adelita Adelita contamos con pendientes para bebés y mamás que van a juego para que las dos vayáis igual 

Cosas a tener en cuenta para poner los pendientes a tu bebé:

Materiales: para evitar alergias, hay que usar metales nobles como son la plata o el oro. La piel del recién nacido es muy delicada y pendientes que contengan níquel pueden producirles una reacción.  Nuestros pendientes “Baby” de plata están realizados en plata de ley 925 y los dorados en plata de ley 925 con un baño de 3 micras de oro.

Tamaño: intenta que el tamaño del pendiente vaya en sintonía y proporción con la carita del bebé. No compres pendientes muy grandes, porque pueden molestarle. En la sección Baby encontrarás varios modelos con diferentes tamaños dependiendo de la edad de la nena.

Cierre: el mejor cierre es la tuerca a rosca, porque es la más segura para que el bebé no pueda arrancarla. Hay otro tipo de cierres de silicona que no son tan seguros porque puede que lo pierdan con facilidad. Además, es importante que el palito sea más corto para evitar que le roce por la parte de atrás de la oreja. Los nuestros miden 8mm.

Lorena Van Heerde publicó hace poco varias fotos en su perfil de Instagram de su bebé Alexia y nuestros pendientes Baby con forma de perlita. Tiene una bebé preciosa y parece un angelito 

Bebé alexia pendientes perlita

Aquí tenéis algunos de nuestros modelos para las bebés:

Pendientes Baby corazón cristalPendientes baby ladybug

Pendientes baby lacitoPendientes baby corazón

Hasta pronto,

Alba del Equipo AA

¡Entérate de todo!

Preparamos newsletters súper chulas para que recibas todas las novedades de AdelitaAdelita. No bombardeamos a e-mails, lo prometemos.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.